EL CANCER, que es, como prevenirlo y tratarlo de manera natural!

¿Que es el Cáncer?

El cáncer comienza en las células, que constituyen los ladrillos del cuerpo. Normalmente, el cuerpo forma células nuevas a medida que se necesitan para reemplazar a las células envejecidas que mueren. Algunas veces, este proceso no resulta ser el esperado. Crecen células nuevas que no son necesarias y las células envejecidas no mueren cuando deberían. Estas células adicionales pueden formar una masa llamada tumor.

Los tumores pueden ser benignos o malignos. Los tumores benignos no son cáncer, mientras que los malignos sí lo son. Las células de los tumores malignos pueden invadir los tejidos cercanos. También pueden desprenderse y diseminarse a otras partes del cuerpo.

El cáncer no es solo una enfermedad, sino varias. Existen más de 100 tipos de cáncer. La mayoría de éstos se nombran por su lugar de origen. Por ejemplo, el cáncer de pulmón comienza en el pulmón y el cáncer de seno comienza en el seno. La diseminación de un cáncer desde una parte del cuerpo a otra se denomina metástasis.

Los síntomas y el tratamiento dependen del tipo de cáncer y de lo avanzada que esté la enfermedad. La mayoría de los tratamientos incluye cirugía, radiación y/o quimioterapia. Algunos pueden también incluir terapia hormonal, inmunoterapia u otros tipos de terapia biológica, o trasplante de células madre.

12 maneras de prevenir del Cáncer

Hay tantas cosas que puede hacer para reducir su riesgo de cáncer. Sin necesidad de esperar a que lo diagnostiquen, lo mejor es tomar medidas preventivas AHORA. Es mucho más fácil prevenir el cáncer que tratarlo, una vez desarrollado. Se puede eliminar prácticamente el riesgo de cáncer y las enfermedades crónicas, y mejorar radicalmente sus posibilidades de recuperarse de un cáncer si actualmente tiene, siguiendo estas simples estrategias.

Preparación de Alimentos: Coma por lo menos un tercio de los alimentos crudos. Evite freír o asarlos ​​al carbón; en lugar de ello hierva, escalfe o cocine al vapor sus alimentos. Considere agregar a su alimentación alimentos enteros que combaten el cáncer, hierbas, especias y suplementos, como el brócoli, la curcumina y resveratrol.

Carbohidratos y Azúcar:  Reduzca o elimine de su alimentación los alimentos procesados, azúcar/fructosa y alimentos a base de granos. Esto aplica también a los granos enteros y orgánicos sin procesar, ya que tienden a descomponerse rápidamente y subir su nivel de insulina. La evidencia es bastante clara, si usted quiere evitar el cáncer, o si actualmente tienen cáncer, es absolutamente necesario evitar todas las formas de azúcar, sobre todo fructosa, que es la que alimenta las células cancerosas y promueve su crecimiento. Asegúrese de que su consumo total de fructosa sea de alrededor de 25 gramos al día, incluyendo las frutas.

Proteínas y Grasas: Considere la posibilidad de reducir sus niveles de proteína a un gramo por kilogramo de peso corporal magro. No es común que la mayoría de los adultos necesiten más de 100 gramos de proteína y probablemente ni siquiera la mitad de esa cantidad. Incorpore el exceso de proteínas con grasas de alta calidad, tales como los huevos orgánicos de gallinas de pastoreo, carnes de alta calidad, aguacates y aceite de coco.

Transgénicos: Evite los alimentos transgénicos o genéticamente modificados, ya que suelen estar tratados con herbicidas como Roundup (glifosato), y es probable que sea un cancerígeno. Un equipo de investigación francés que ha estudiado ampliamente el Roundup concluyó que es tóxico para las células humanas, y probablemente cancerígeno para los seres humanos. Elija alimentos frescos, orgánicos, de referencia que sean cultivados localmente.

Grasas Omega-3 de Fuentes Animales: Normalice su proporción de grasas omega-3 y omega-6, al tomar un aceite de kril de alta calidad y reducir el consumo de aceites vegetales procesados.

Probióticos Naturales: Al optimizar su flora intestinal reducirá la inflamación y fortalecerá su respuesta inmune. Los investigadores han descubierto un mecanismo dependiente del microbio a través del cual algunos tipos de cáncer acumulan una respuesta inflamatoria que estimula el desarrollo y el crecimiento. Ellos sugieren que la inhibición de citoquinas inflamatorias podría retardar la progresión del cáncer y mejorar la respuesta a la quimioterapia.

Agregar a su alimentación diaria vegetales fermentados naturalmente es una manera fácil de prevenir el cáncer o acelerar la recuperación. También puede añadir un suplemento probiótico de alta calidad, pero los alimentos fermentados naturalmente, son mejor.

Ejercicio: El ejercicio reduce los niveles de insulina, lo que crea un entorno de bajo nivel de azúcar que desalienta el crecimiento y la propagación de las células cancerosas. En un estudio de tres meses de duración, se descubrió que el ejercicio altera las células inmunes de una enfermedad más potente—una forma combatiente de los sobrevivientes de cáncer que se les aplico quimioterapia.

Los investigadores y organizaciones de cáncer recomiendan cada vez más hacer ejercicio con regularidad con el fin de reducir el riesgo de cáncer, y ayudar a mejorar los resultados del cáncer. La investigación también ha encontrado evidencia que sugiere que el ejercicio puede ayudar a que la apoptosis se dispare (muerte celular programada) en las células cancerosas. Idealmente, su programa de ejercicios debe incluir equilibrio, fuerza, flexibilidad, entrenamiento de alta intensidad por intervalos (HIIT).

Vitamina D: Existe evidencia científica de que usted puede disminuir su riesgo de cáncer a más de la mitad con tan solo mejorar sus niveles de vitamina D con la exposición solar adecuada. Su nivel sérico debe mantenerse constante a 50-70 ng/ml, pero si usted está recibiendo tratamiento para el cáncer, su nivel sérico debe estar entre 80 a 90 ng/ml para obtener un beneficio óptimo.

Si usted toma vitamina D oral y tiene cáncer, sería muy prudente monitorear los niveles sanguíneos de vitamina D con regularidad, así como tomar un suplemento de vitamina K2, ya que la deficiencia de K2 es lo que produce los síntomas de toxicidad de vitamina D

Dormir: Asegúrese de dormir lo suficiente. La falta de sueño puede interferir con su producción de melatonina, que se asocia con un mayor riesgo de resistencia a la insulina y aumento de peso, los cuales contribuyen a la virilidad del cáncer.

Exposición a Toxinas: Reduzca su exposición a toxinas ambientales como pesticidas, herbicidas, productos químicos de limpieza del hogar, ambientadores sintéticos y cosméticos tóxicos.

Exposición a la Radiación: Limite su exposición y protéjase contra la radiación producida por los teléfonos celulares, torres, estaciones base y estaciones Wi-Fi, también reduzca al mínimo la exposición a los escaneos médicos basados en la radiación, incluyendo los rayos X dentales, tomografías computarizadas y mamografía .

Manejo del Estrés: El estrés es un importante contribuyente a las enfermedades. Incluso el CDC indica que el 85 por ciento de las enfermedades son impulsadas por factores emocionales. Es probable que el estrés y los problemas emocionales no resueltos puedan ser más importantes que los problemas físicos, así que asegúrese de mantener un buen control. Mi herramienta favorita para la resolución de problemas emocionales es la Técnica de Liberación Emocional (FET)

Pero, si ya hay cancer… como lo puedo curar naturalmente?

La medicina convencional se empeña en que la única manera que existe de curar el cáncer es por medio de los agresivos tratamientos convencionales pero lo cierto es que en la naturaleza encontramos muchos remedios naturales efectivos para prevenir y ayudar mucho a vencer al cáncer.

Hoy vemos unos remedios naturales para curar el cáncer por sus grandes propiedades antitumorales que no solo ayudan a prevenir la aparición sino que ayudan curarlo de una manera natural y sin los efectos secundarios de la quimioterapia.

No importa que el cáncer esté avanzado o en su fase inicial ya que estos remedios para el cáncer siempre van a hacer bien y van a alcalinizar y aportar sustancias naturales que ayudarán siempre.

Bicarbonato con limón: Demasiado económico y efectivo como para difundir este remedio natural para curar el cáncer y por supuesto para prevenirlo.

Tomar en ayunas un poco de agua destilada, filtrada o mineral con una cucharadita de bicarbonato de sodio mezclado con el jugo de un limón exprimido es uno de los remedios más efectivos para el cáncer. Conviene dejar que transcurran 30 minutos antes de tomar nuestro desayuno habitual.

Es una de las bebidas más alcalinizantes que podemos tomar.

El Aceite de cannabis: Uno de los remedios naturales para curar el cáncer es el aceite de cannabis. Se puede tomar oralmente o para tratar el cáncer pero también la depresión, problemas de ansiedad para combatir la obesidad.

Utilizándolo en masajes es bueno para curar los melanomas y las verrugas.

Aloe vera o sábila: Una de las plantas que curan el cáncer y uno de los mejores remedios es tomar la pulpa del aloe vera. El aloe vera es bueno para el cáncer y lo que se hace es extraer la pulpa de una penca del aloe vera que es la especie que tiene las pintas blancas y tomarlo con otros vegetales o frutas.

Conviene tomar poca cantidad de pulpa del aloe al inicio para ver si lo toleramos y poco a poco ir aumentando esa cantidad.

Las semillas de albaricoque: Un remedio casero para el cáncer de primera porque contiene vitamina B17 que es muy potente contra el cáncer. Contienen cianuro, pero no te asustes, su combinación con vitamina B17, hace a la semilla del albaricoque no solo inofensiva para el organismo, sino efectiva para eliminar las células cancerosas.

La forma de tomarla es hacer un licuado de frutas y/o vegetales y añadir algunas semillas del albaricoque. Puedes elaborarle con zumo de naranja y es una dosis de vitaminas y anticancerígenos importante.

El alga chlorella: El alga chlorella es un alimento marino que es perfecto para la buena desintoxicación de metales pesados en el organismo, como el mercurio. Ideal para prevenir el cáncer.

La chorella se vende como suplemento y suele venir en cápsulas o pastillas.

Cada comprimido suele ser de entre 25 mg y 1 gramo y la dosis diaria a tomar va en general entre los 1200 y los 1800 mg que se distribuyen en 2 o 3 tomas diarias.

Son dosis de referencia pero se pueden tomar para desintoxicar y en ese caso se puede aumentar la dosis a mayor cantidad, 2500 o 3000 mg pero lo mejor es comenzar tomándola en pequeñas dosis de 500 e ir aumentando poco a poco.

Liposomán en cápsulas: Es un suplemento de alta concentración en vitamina C que se absorbe al 100% por el organismo y que ayuda a prevenir y tratar el cáncer. La vitamina C también ayuda a desintoxicar nuestro organismo.

La medicina natural siempre es una buena opción sin efectos secundarios, sin embargo siempre es bueno consultar al medico en caso de que los síntomas persistan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *