Fueron encontradas una mujer y dos niñas fueron halladas muertas la noche de este miércoles dentro de un vehículo en la Zona Universitaria, Distrito Nacional, en circunstancias que se investigan.

La mujer fue identificada como Regy Dally Mery Contreras Montero, de unos 30 años y las dos niñas como Daye Contreras Montero y Lia Kamil, dentro de un carro marca Mazda 3, color azul, placa A456631, en la calle Ricardo Robles esquina Bolívar, próximo al Parque Iberoamérica, en La Esperilla.

La adolescente de unos 14 años, y otra pequeña de unos 4 años, estaban en el asiento trasero del interior del vehículo, mientras que la conductora, de unos 30, estaba recostada hacia su lado derecho.

La mujer es egresada de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), según su perfil en la red social Facebook. Al momento de ser hallada muerta, vestía unos pantalones jeans azul y una blusa blanca.

En el lugar se encontraban miembros de Dirección de Investigaciones Criminales (Dicrim) realizando las pesquisas de lugar. Los mismos agentes comentaban que los cuerpos sin vida no presentaban heridas y que presuntamente se trató de un envenenamiento o intoxicación por combustión del vehículo, porque había un fuerte olor a combustible.

Según las investigaciones policiales, las tres fallecidas no presentan signos de violencia y aparentemente en el baúl del vehículo había un tipo de químico.

Las mujeres fueron encontradas por una patrulla de la Policía Nacional, que de inmediato dio parte a la Dirección de Investigaciones Criminales (Dicrim), quienes junto a personal del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) se presentaron en el lugar, para fines de investigación y levantamiento de los cuerpos, en tanto que el vehículo fue remolcado por una grúa de la Autoridad Metropolitana de Transporte.

El general Pablo Arturo Pujols, director de Investigaciones Criminales, dijo que los cuerpos no presentan signos de violencia y que los patólogos determinarán las causas de las muertes. Parientes de las fallecidas, que se presentaron al lugar, se negaron a comentar sobre la tragedia y dijeron que esperan por las investigaciones de la Policía Nacional.

Debemos detener esto! Ni una mas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *