POR ERROR SE SACARON LA LOTO Y SE CONVIERTEN EN MILLONARIOS DOS DUEÑOS DE UN COLMADO SANTIAGO

SANTIAGO.- Un error involuntario, al imprimir dos veces el boleto ganador del Loto de Leidsa, convirtió en millonario la noche del sábado al propietario de un colmado ubicado en la comunidad de Gurabo, donde fue vendido el premio compartido, por un total de 212 millones de pesos.

En el establecimiento comercial de Rigoberto Ovalles (Chiqui) imprimieron dos veces el ticket ganador, el primero de ellos entregado al comerciante Pedro Tomás Díaz (Papi el Pollero) quien desde hace años y de manera abonada jugaba allí los números 01, 04, 07, 13 y 27, además del 03 como loto más.

Como se trataba de un cliente habitual, cuando por algún motivo Pedro no podía ir a buscar el boleto se lo enviaban a su casa, justo lo que ocurrió el sábado a eso de las 6:00 de la tarde.

cuando Rigoberto no sabía que un empleado del dueño del colmado se lo había hecho llegar, por lo que dos horas después de nuevo lo imprimió y se lo envió al comerciante, pero el dueño del colmado  ya tenía un boleto que le habían enviado horas antes.

El dueño del colmado y su trabajador que fue y busco el otro boleto por error no tuvieron más remedio que quedarse con el ticket, este error involuntario  lo sacó de una vida modesta, y lo convirtió en un feliz millonario.

Desde que se percató de que era millonario, Rigoberto no ha vuelto a abrir su colmado y al igual que Pedro Tomás su ayudante del colmado, esta mañana estaban en las oficinas centrales de Leidsa, llenando los trámites para recibir cada uno 106 millones de pesos.

Entrevistado por la vía telefónica, Pedro Tomás, de 70 años, dijo que casi siempre acostumbra a ver el desarrollo de los sorteos y que eso hizo la noche del pasado sábado en su vivienda, acompañado de su esposa Reyna Vargas, este señor casi se muere de la alegría cuando vio el sorteo que lo hizo millonario

“Cuando salió el 01 le dije a ella que esa el primer número del boleto que había jugado y así ocurrió con los cuatro restantes, hasta que todo estaba preparado para dar a conocer el loto más”, declaró.

Para a seguidas agregar que le pidió a Dios que fuera el 03 y, cuando lo contaron y le dijo a su compañera que se había sacado el loto “se lo informé a mi mujer, quien saltó de alegría, pero yo me quedé como si nada anormal hubiera ocurrido”

Pero los 106 millones que le corresponden a Pedro Tomás no serán solo para él, en vista de que desde hace años “se libraba” con otras cuatro personas, bajo el compromiso de que, quien se sacara el Loto, debía entregar cinco millones a cada uno.

Esta mañana el agraciado comerciante dio garantía de que cumplirá la palabra empeñada y que en la primera oportunidad que tenga convertirá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *