Llega fin de año y con eso las comilonas excesivas y las invitaciones a donde familiares y amigos que te hacen subir unas libras de más, que no te pase este año! Te traemos los tips que necesitabas!

Según estudios en promedio la gente aumenta 3 kilos en estas fechas y, en el peor de los casos, podemos llegar a comernos hasta 5 kilos si no ponemos atención a los alimentos. Si llevas todo el año cuidándote, comerte 3 kilos en diciembre NO es opción, por eso te dejamos 5 tips que te ayudarán a controlar la ingesta de calorías sin privarte de la diversión decembrina:

Equilibra las calorías: Para este fin de año seguro ya tienes agendadas 15 visitas, 10 fiestas, 8 reuniones más la cena de Navidad y la de Año Nuevo. Entonces, si ya sabes que vas a cenar fuerte y a tomar alcohol en ciertos días, el chiste está en equilibrar las calorías de lo que comas el resto del día.

Un punto súper importante es que siempre desayunemos, esto, además de activar el metabolismo desde temprano, hace que tengamos menos hambre, pero, si vas a ir a una fiesta en la noche, desayuna proteína (huevo, salchicha, jamón) quitando azúcares y carbohidratos. Come una ensalada de atún o de salmón sin carbohidratos, y así, en la noche, cuando  te comas lo que sea que hayan preparado, no estarás excediendo tu ingesta de calorías porque la habrás recortado de las comidas anteriores.

Evita carbohidratos y azúcares innecesarios: Diciembre es el mes de los carbohidratos y los azúcares, entre tantos panes, pastas y chocolates tenemos suficientes calorías como para alimentar a un regimiento. La clave para no subir de peso es elegir las que realmente valen la pena.

Si vas a una cena con tus amigas y la anfitriona cocinó lasaña, Adelante! Pero… corta los carbohidratos del resto del día. Es decir, no te comas las galletas ni los chocolates de tus compañeritos de oficina ni acompañes tu desayuno con una dona.

Regala tus regalos: Bajo la premisa de Sofía Macías de “quítamelo porque me lo gasto”, las invito a que practiquemos el “quítamelo porque me lo como”. Este mes te llegarán muchos regalitos en forma de chocolates, galletitas, bolsitas de dulces, palanquetas, buñuelitos… Si te comes todo terminarás rodando. La solución es regalar tus regalos al mejor postor. Si tienes una posada en la noche llévalos como regalo a la anfitriona… Convierte tus regalos comestibles en regalos para tus compromisos sociales. Así te estarás deshaciendo de muchas calorías innecesarias.

Porciones: Otro tip para no comernos montones de kilos es medirnos en las porciones. Estar a dieta o cuidar nuestra alimentación no significa que no debamos comernos esa rebanada de pastel de chocolate, sino comernos una rebanada delgada de pastel de chocolate.

Y ese mismo principio aplica a todo… No repitas platos a menos que sea absolutamente necesario (que el pavo esté buenísimo o el brownie sea el mejor que hayas probado en tu vida) y siempre prefiere la proteína sobre los carbohidratos y el azúcar.

Es mejor repetir una porción de pavo que de arroz y siempre será mejor un pedazo de chocolate que una galleta. Otro tip para cuidar las porciones es que siempre te comas la ensalada primero para que te ayude a sentirte satisfecha y no tengas necesidad de comer más de lo debido.

¡Agua!: Como todo el año… es súper importante mantenernos hidratadas y tomar suficiente agua. Además de los beneficios que ya conoces de tomar 2 litros de agua, en estas fiestas te ayudará a que tu estómago esté lleno para que no se te antojen tanto los chocolatitos y las galletas.

Tampoco olvides el ejercicio… no dejes tu rutina de ejercicios más que cuando salgas de vacaciones (se vale descansar un poco…) pero recuerda que es importante quemar las calorías proporcionales a lo que estamos comiendo.

Vamos  a poner en práctica estos  consejos, a ver si enero no nos recibe con malas noticias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *